Experiencias

La maleta en In(3D)ustry

IN(3D)USTRY FIRA.IMPRESIONES 3D.MAI3D

Esta semana he viajado a Barcelona, al congreso internacional In(3D)ustry para conocer más sobre este mundo que me está envenenando por día, «la impresión 3D».
El primer día mientras tomaba un café en el Hall me entró una mezcla de sensaciones entre miedo, desubicación, emoción,… No sabía a que me enfrentaba, solo veía personas con prisas, maletas, corbatas, chaquetas, largas colas para acreditarse,… no entendía que hacia allí alguien como yo, que lo único que tenía era una pequeña impresora 3D, vestía unos vaqueros y una simple, pero chula, camisa.

 Lo que sí que llevaba era una maleta, una maleta llena de ganas, de ilusión, de querer hacer y de poder y además, al mismo tiempo, vacía……vacía para poder llenarla con todo lo que fuese capaz de absorber de allí, conocimientos, ejemplos, máquinas, técnicas,….

Así que decidí entrar y pronto me dí cuenta que aquello no era ningún monstruo que me iba a comer, si no todo lo contrario. Había, como en todas partes, tiburones oliendo sangre, para vender y vender, pero también personas, que como yo, habían empezado en este mundo e intentan vivir de él pero con las ideas muy claras y dispuestos a compartirlas.

 

Pronto le cogí el hilo a aquello, hablaba con uno, con otro, observaba y a veces alucinaba….ya existen empresas y máquinas que nos van a hacer la vida más fácil y mejor….se pueden fabricar de casi in-situ, plantillas, suplementos para cráneos, dientes, piezas de maquinaria, férulas….y un sin fin de objetos, algunos para usar directamente y otros, como maquetas perfectas, para saber si luego cumplen su funcionalidad…

 Y sin dejar de aprender, empecé a sacar pequeñas conclusiones….. que hoy por hoy la técnica es la que es, que la mejora viene en los materiales y las máquinas que optimizan acabados y tiempos de producción, que yo, llevando tan poco tiempo, tengo mucho más conocimientos técnicos de los que pensaba y que este mundo del 3D aún está por explotar, así que mantengamos LA MALETA medio vacía que aquí tiene que caber todavía muuuucho más.

Por último tengo que agradecer a varias personas que haya podido realizar este viaje,
a Mormi por permitirme alojamiento en su hogar y a David Serrano de Ingenieria 3D Sevilla, que a través de la revista 3D Natives, me consiguio acreditación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *